LA PALABRA RECIBIDA

SAL 119:49 Acuérdate de la palabra dada á tu siervo, en la cual me has hecho esperar.
Seguramente que tienes en tu corazón una palabra que has recibido del Señor. Muchas veces esa palabra tarda en cumplirse y hay que esperar su cumplimiento. La palabra dice en Hebreos 11 que muchos murieron y no vieron la palabra cumplida sino que ella se cumplió después de su paso por esta tierra. Pero ellos lo mismo esperaron. La esperanza no avergüenza. Su palabra no pasará estemos o no estemos nosotros porque hay una verdad grande: Él es Dios dueño de todo y de nuestras vidas y hará sólo lo que en su sabiduría cree conveniente para nosotros. Por lo tanto si no se ha cumplido todavía lo que Él te ha prometido no te desanimes, solamente sigue esperando en Él. Los que esperan en Él tendrán nuevas fuerzas, fuerzas para seguir adelante, fuerzas para soportar las tribulaciones de la vida, fuerzas para sostener a otros. Que tengas un hermoso día con la fe en la Palabra que has recibido. Un abrazo.