NO ABANDONARÁ A SU PUEBLO

"Porque el Señor no abandonará a su pueblo, ni desamparará a su heredad". Salmos 94:14. Aquí el salmista declara con fe quel Señor no abandonará ni desamparará a su pueblo, a los que son suyos. Pero cuando miramos a nuestro alrededor las circunstancias que aún como parte de su pueblo nos toca enfrentar seguramente que pasa por nuestra mente la duda y el temor de que Él nos ha desamparado. Esta declaración de fe tiene el motivo de hacernos abrir nuestros ojos espirituales para que veamos que el Todopoderoso siempre ha estado con nosotros aún en medio de nuestro dolor, dándonos las fuerzas para seguir adelante aunque digamos que no las tenemos; dándonos ánimo para levantarnos en nuestro nuevo día aunque nos sintamos desfallecer; consolandonos aunque parezca interminable el sentimiento del vacío que deja una pérdida. Aferrémonos a esta palabra que nos recuerda quien nos sostiene y el valor que tenemos para Él. El Altísimo no te abandonará ni te desamparará. No pierdas tu confianza. Un abrazo.